La certificación de eficiencia energética es un documento fundamental en el proceso de compraventa o alquiler de una vivienda, puesto que proporciona información sobre la eficiencia y sostenibilidad del inmueble. Además, en España es obligatorio contar con esta certificación antes de poder vender o alquilar una vivienda, oficina o local. Por eso, hemos querido dedicar el artículo de hoy a exponer qué es la certificación de eficiencia energética y cómo obtenerla.

 

Una certificación de eficiencia energética es un documento oficial que evalúa la eficiencia energética de un edificio, vivienda, oficina o local indicando su consumo energético y las emisiones de CO2 asociadas. Se basa en una evaluación realizada por un técnico certificador autorizado, que inspecciona diversos aspectos técnicos del edificio, como su orientación, materiales de construcción, aislamientos, sistemas de climatización, refrigeración, ventilación, iluminación, entre otros.

 

El resultado de esta evaluación se presenta en una escala de letras, que va desde la A (más eficiente) hasta la G (menos eficiente), similar a las etiquetas de eficiencia energética de los electrodomésticos. Además, la certificación incluye recomendaciones para mejorar la eficiencia energética del inmueble, lo que puede ayudar a reducir el consumo de energía y costes asociados, así como a disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero.

¿Cómo obtener la certificación de eficiencia energética?

El proceso para obtener la certificación de eficiencia energética es el siguiente:

 

  1. Contactar con un certificador autorizado: puede localizar un certificador autorizado a través del listado que proporciona la Generalidad de Cataluña oa través del Colegio Profesional de Arquitectos y Aparejadores de la demarcación. Tras reunir la información administrativa básica sobre la propiedad, el técnico se encargará de auditar la vivienda de forma presencial. Durante esta revisión, recogerá información sobre las características físicas del inmueble (orientación, carpintería exterior, instalaciones de calefacción y climatización, entre otros). Posteriormente, introducirá los datos en el programa informático autorizado por la Administración que le aportará la calificación energética. Por último, con toda la información, elaborará el dossier donde presentará los resultados, así como diversas recomendaciones de mejora.
  2. Registrar la certificación de eficiencia energética: una vez se está en disposición de este documento, es necesario presentarlo al organismo competente de la Generalidad de Cataluña para que lo verifique. Puede ser el propio técnico quien se encargue de realizar este trámite. Una vez registrado y aprobado, la etiqueta energética oficial será expedida en un plazo que no suele superar los quince días.

¿Cuándo no es obligatoria la certificación de eficiencia energética? Es importante destacar que existen determinadas edificaciones que están exentas de tener que contar con esta certificación (por ejemplo, los edificios históricos o las viviendas con una superficie inferior a 50 m2). De todas formas, en la mayoría de los casos, disponer de la certificación de eficiencia energética es obligatorio.

Certificación de eficiencia energética en viviendas

Tal y como hemos visto a lo largo del artículo, disponer de la certificación de eficiencia energética es importante para evaluar el consumo energético de un edificio,vivienda, oficina o local, ayudando a identificar oportunidades de ahorro y reducción de emisiones de CO2. Además, aquí y en otros muchos países, es obligatorio estar en disposición de esta certificación cuando se quiere vender o alquilar una vivienda, oficina o local. Cumplir con esta normativa es fundamental, puesto que nos acerca a edificios más eficientes y respetuosos con el medio ambiente.

 

Recuerde que, si desea vender una propiedad, desde Gènion Immobles, podemos ayudarle a gestionar la certificación de eficiencia energética, así como asesorarle de manera integral en todo el proceso de venta. ¡No dude en contactar con nosotros!